PATRIMONI HISTORIC i ARTISTIC

06 Jul, 2008


El arreglo de 43 castillos proporcionará 1.000 empleos y varios circuitos turísticos - 06.07.08

noticies de extremadura — Publicat per josep.m @ 11:48

Cultura y Turismo impulsa un plan para restaurar el patrimonio y darle aprovechamiento económico. El programa durará 10 años y su presupuesto es de 150 millones
 
J. L. AROCA J. L. A.

 

 

El arreglo de 43 castillos proporcionará 1.000 empleos y varios circuitos turísticos
Obras actuales en la Alcazaba árabe de Mérida. / J.M.ROMERO
 
 
Dieron cobijo y seguridad a campesinos y guerreros. Vieron desfilar a todos los ejércitos, hacia el norte y el sur, este y oeste. Atraen magnéticamente todas las miradas de rendido respeto. Ahora van a prestar otro servicio dando empleo y quizá riqueza. Los castillos.

Según los entusiastas de estos edificios, en Francia al referirse a algo imposible se dice que es como querer «construir castillos en España». Porque hay tantos que no resulta fácil encontrar un emplazamiento.

La Junta de Extremadura prepara el plan Castillos. Una operación muy ambiciosa que dura 10 años, hasta 2018, y pretende dedicar esta próxima década 150 millones de euros al arreglo de 43 fortalezas para darles luego un uso cultural y turístico.

El programa va a proporcionar la creación de 1.000 empleos entre directos e indirectos; directos en las obras y los que queden luego en las instalaciones a montar en el interior de los edificios.

El objetivo y la oportunidad es triple, como explica Esperanza Díaz, directora general de Patrimonio Cultural: conservar este legado arquitectónico-histórico tan importante; darle un aprovechamiento turístico y social mediante la confección de rutas de visita; y utilizarlo, en tercer lugar, como un potente recurso de obra pública que dará empleo y especialización a centenares de trabajadores en unos momentos en que la crisis de la construcción de viviendas les está dejando en el paro.

De propiedad pública

De los casi 200 edificios defensivos históricos diseminados por la región, la Consejería de Cultura y Turismo ha seleccionado 43 en los que intervenir en mayor o menor grado, todos ellos de propiedad pública (ayuntamientos, Junta, Gobierno central), y otros ocho, la mayor parte privados, en los que habrá actuaciones de apoyo para dar más contenido a los circuitos turísticos que se creen.

La idea surge de la necesidad de actualizar los estudios y datos disponibles sobre el estado real de las construcciones. No existe, según la responsable de Patrimonio, ningún catálogo e inventario oficial de castillos propiamente dichos (recintos defensivos y residenciales).

«No están muy estudiados, vamos a hacer ahora un buen catálogo. Existen trabajos previos hechos por ejemplo desde la Universidad, pero es la primera vez que se hará un estudio completo e integral». Por eso Esperanza Díaz no se pronuncia por el estado actual general de estas fortalezas: «Hay de todo, desde los que están muy bien conservados hasta los que se encuentran en ruina».

22 a fondo

A lo largo de este año están haciéndose estudios completos que son los que van a determinar dónde intervenir, qué hay que hacer, y qué posibilidades de uso tiene cada uno de los castillos.

Hay un primer grupo de 21 en los que las obras van a ser más profundas porque «nunca se han restaurado según nuestras noticias».

En esos casos lo más necesario y primer trabajo es consolidar el edificio para evitar que se siga viniendo abajo; en una segunda fase procede la restauración, excavaciones si son necesarias (de las que saldrán nuevos datos históricos), y el arreglo de los accesos, actuación esta última que recibirán todos los del programa.

Dependiendo de la información que den los estudios, la Consejería de Cultura y los propietarios del castillo deciden el uso posterior; si se limita a la visita y en qué zonas por motivos de seguridad, o procede pensar en algo más como «cafetería, biblioteca, museo o centro de documentación».

Actuaciones secundarias

En el segundo grupo de fortalezas generalmente bajomedievales, 22, la actuación del programa Castillos será menor porque están «medio recuperados» y han sido objeto de obras anteriores. Una de las necesidades frecuentes es tener mejores accesos.

Queda por último un conjunto de ocho castillos o recintos defensivos en los que las actuaciones públicas van a ser sólo de «apoyo», como por ejemplo Zafra.

Entran secundariamente en el programa a fin de dar más contenido a las rutas turísticas que se creen en el futuro. «Se les va a ofrecer a los propietarios entrar en el circuito de visitables».

Circuitos turísticos

Y es que todas estas obras tan costosas no deben quedar en balde sino que la idea es crear circuitos turísticos comarcales aprovechando la renovación y mejora que van a experimentar las construcciones.

Se trata de unos circuitos 'integrales' en colaboración con la Dirección General de Turismo. 'Paquetes' que se ofrecerán con el atractivo de ver por dentro y por fuera los castillos, pero también otros recursos patrimoniales de la zona (iglesias, puentes, palacios, centros de interpretación, etc.), y también naturales.

En las rutas la idea es incluir posibilidades de alojamiento y restaurantes.

Es en este aspecto donde el plan Castillos ejerce su aspecto más social. El criterio para la selección de los edificios incluidos, además de su propiedad pública, es el de que estén suficientemente repartidos por el territorio regional a fin de que los circuitos turísticos puedan dejar dinero por todas partes y en especial por las zonas turísticamente 'segundonas'.

Oficio con futuro

Escasean los trabajadores especializados en la restauración de casas señoriales y edificios históricos. «Nos hemos ido dando cuenta y con esto intentamos remediarlo», argumenta Esperanza Díaz otra de las finalidades del plan, la laboral.

No se encuentran canteros, ni albañiles capaces de trabajar con bóvedas o arcos. Son dos pájaros de un tiro: reducir el efecto del paro creciente en la construcción, y aprovechar para enseñarles esas técnicas y materiales tradicionales y valiosos.

De eso se encarga el programa Alarife anunciado días atrás. Empresas de la construcción con cualificación en rehabilitación, y domicilio social en Extremadura, van a poder formar a 400 albañiles en esas especialidades. Son las primeras candidatas a adjudicarse luego las obras de restauración.

Como se ha dicho, en total el plan Castillos estima crear 1.000 empleos a lo largo de los 10 años de funcionamiento. La mayoría de ellos, 800, directos durante la duración de las obras, y algunos en las instalaciones permanentes que queden (guías de visita, bibliotecas o museos).

Los otros 200 son los indirectos a lo largo de estos años en restaurantes locales, almacenes de materiales, transportistas, alojamientos...

«El programa Castillos», sentencia la directora general de Patrimonio, Esperanza Díaz, «va a ser muy importante».
«Cualquier inversión que se haga en el patrimonio es de aplaudir»
José Calvo Cordón ve desde las casas del pueblo del que es alcalde, Burguillos del Cerro, la iglesia de Santa María de la Encina en un alto, y en otro risco más elevado, el castillo. La primera ya fue recuperada a punto de derrumbarse por el programa Alba Plata, y ahora el segundo se va beneficiar del plan Castillos.

«Yo sólo puedo aplaudir este programa de la Junta. Cualquier inversión en patrimonio es plausible porque es conservar y recuperar nuestras raíces». Las obras en edificios históricos de este tipo son muy caras «pero -matiza- es un dinero que se rentabiliza, primero en eso que comento de las raíces que dejamos a nuestros hijos, luego en las empresas de la construcción, y al final, mediante el turismo, es un complemento para las rentas del pueblo».

Riqueza histórica no falta. Donde haya un castillo, apunta Calvo con acierto, «es raro que no haya restos romanos y visigodos».

El de Burguillos se habría venido también abajo si no llega a ser por la intervención preventiva de la Junta, su propietaria. Forma parte del grupo de 21 que van a ser objeto de las restauraciones principales junto a los de Alange, Alburquerque, Belvís, Benquerencia de la Serena, Brozas, Cabañas del Castillo, Capilla, Magacela, Medellín, Mirabel, Montemolín, Portezuelo, Puebla de Alcocer, Romangordo, Santibáñez el Alto, Trevejo-Villamiel, Villalba, Villagarcía, Villanueva del Fresno y Zarza de Granadilla.

Obras menos importantes, de señalización, arreglo para visita, y apoyo para uso posterior, tendrán lugar en 22 conjuntos defensivos: Reina, Jerez, Fregenal, Feria, Medina de las Torres, Mérida, Badajoz, Zahínos, Alconchel, Zalamea, Montánchez, Plasencia, Olivenza, Galisteo, Valencia del Ventoso, Valverde de la Vera, Trujillo, Torrejón el Rubio, Barcarrota, Orellana la Vieja, Segura y Eljas.

Las intervenciones de apoyo, en tercer lugar, son en el entorno de Cáceres, Almorchón, Zarza la Mayor, Herrera del Duque, Jarandilla, Zafra, Monroy y Coria.

En zonas tradicionalmente poco visitadas, la organización de rutas basadas en castillos reformados y visitables, junto a otros recursos de los pueblos, pueden dar lugar a unos recorridos muy interesantes por estas localidades encantadoras, desconocidas para el viajero, y más cómodas y baratas que los destinos monumentales tradicionales.

«Mi opinión a todo esto es favorabilísima porque nuestro interés es la conservación de los castillos», manifiesta Luis Pla y Ortiz de Urbina, presidente provincial en Badajoz de la Asociación Española de Amigos de los Castillos.

«Restaurarlos está muy bien pero o se les da una utilidad posterior, o volverán a venirse abajo», advierte su secretario provincial Juan Zuleta. Y no es nada fácil, añade, mantener una utilización permanente. Económicamente «esto se traga todo lo que le echen».

 

 

http://www.hoy.es/20080705/regional/arreglo-castillos-proporcionara-empleos-20080705.html

Comentaris


Afegeix un comentari


Els comentaris d'aquest bloc estan moderats i son revisats pel seu propietari abans de ser publicats

 















El masculí de gata:



Powered by LifeType