La pregunta clau del senador Aleu al President Zapatero la passada tarda

Publicat per fxsabate | 23 Jun, 2010

    El señor PRESIDENTE: Pregunta del senador Aleu.

             Tiene la palabra, señoría.

     

             El señor ALEU I JORNET: Gracias, señor presidente.

             Senyor president del Govern, los acuerdos de las conclusiones de la cumbre de día 17 de junio tienen un apartado que me ha llevado a hacer la pregunta. ¿Confirmamos nuestro compromiso de garantizar la estabilidad financiera resolviendo los vacíos de la reglamentación y la supervisión de los mercados financieros, tanto el ámbito europeo como el del G20?

             Esto a mí me recuerda las palabras, que hoy nos parecen grandilocuentes, del presidente de la República Francesa, señor Sarkozy, hace un año y medio, cuando habló de la necesidad de refundar el capitalismo.  Pasado un año y medio, y en este año y medio, aparentemente se ha hecho poca cosa o nada. En cambio, todos los Gobiernos de los Estados han tenido que hacer frente al déficit provocando medidas de ajuste dolorosas -explicadas por usted y que no podría repetir- que han provocado disminución de los ingresos de los funcionarios y reducción en parte del estado de bienestar. Y todo esto no viene de un Estado, sino que viene de una gestión mal hecha de las entidades financieras que empezaron sobrevalorando los créditos y sobrevalorando los activos de las entidades a las que se los daban, universalizando esto con unas agencias financieras que daban el visto bueno a estas inversiones –estas mismas agencias son las que ahora niegan la validez del sistema de muchos países- y nos hemos encontrado con una situación en la que todavía no se ha avanzado.

             Yo recuerdo perfectamente al profesor de Economía Agraria, quien nos explicó el funcionamiento de la Bolsa  -estoy  hablando del año 1973 y de una persona poco sospechosa de izquierdismo-: La Bolsa es el sitio donde concurren las empresas para financiarse y los financieros para obtener mejores beneficios. En la práctica, es el sitio donde los  inversores van esperando duplicar el valor de sus inversiones pasado mañana y las empresas esperan que sus acciones crezcan. Es decir, nada que ver con lo que teóricamente ocurre. Desde nuestro punto de vista, esto hoy se ha multiplicado por mucho. Los inversores ceden sus dineros a unos señores que los administran con una única misión: gane usted lo máximo en el mínimo de tiempo y no repare a quién se lleva por delante.

             Todo esto nos parece que obliga a una reconsideración sobre el sistema financiero. Las mismas agencias de calificación que bendijeron los créditos incobrables ponen en cuestión la solvencia de los Estados y de muchas empresas. Los mismos bancos que tuvieron que ser rescatados pagan salarios, indemnizaciones impúdicas y jubilaciones cuantiosas a sus directivos. Hemos sabido que en estos bancos e intermediarios financieros siguen especulando contra los Estados, y los ciudadanos de la Unión Europea hoy ven que en Europa existen regulaciones muy diversas sobre el sistema financiero.

              ¿Qué se va a hacer para corregir estas diferencias?  Hemos descubierto que el sistema financiero puede crear un riesgo económico muy importante, porque los Estados se han vistos obligados, en algunos casos -no es el de España- a inyectar grandes cantidades de capital en el sistema financiero para que este no quebrase, porque si quebrara nos íbamos todos al garete con él. Pero cuando ha habido beneficios no hemos podido participar en los beneficios de estos bancos, que los han repartido o concentrado en sus directivos. Además, hemos comprobado que se han mostrado incapaces de predecir la crisis; semanas antes de que explotase la burbuja inmobiliaria estos bancos continuaban dando créditos a las empresas inmobiliarias. Las mismas agencias de calificación continúan hoy bajo sospecha. Europa, en general, no ha puesto coto a las especulaciones, y estamos contentos de que en este documento de la Presidencia española aparezca por primera vez una noticia clara de que se va a afrontar esto. Y la pregunta es: ¿Puede usted explicar a la Cámara en qué sentido y qué medidas se van a tomar para que realmente se regule el sistema financiero?

    (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.)

     

             El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señoría.

             Tiene la palabra el presidente del Gobierno.

     

             El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO  (Rodríguez Zapatero):  Muchas gracias, señor presidente.

             Señor Aleu, usted ha hecho una descripción muy exacta de cuáles son las causas, dónde se sitúa el origen de la crisis del sistema financiero que ha originado la grave crisis económica que venimos padeciendo desde hace dos años. Las causas son una regulación insuficiente, fruto de años de desregulación del sistema financiero; la invención de productos financieros que, al final, para intentar ganar dinero a corto plazo lo que provocaron fueron graves quiebras de confianza y graves quiebras en muchas entidades financieras, lo que ha obligado a muchos gobiernos a salvarlas y a inyectar capital -afortunadamente no en España-,  como usted recordaba. Llevamos cerca de 2 años trabajando en la comunidad internacional para cambiar el estado de las cosas, y en un sistema financiero globalizado, como el que vivimos en este tiempo histórico, es imprescindible que haya grandes acuerdos, grandes compromisos del mayor número de países que integren al porcentaje más alto de lo que representa el sistema financiero. En este caso, la Unión Europea ha tenido y tiene un liderazgo clarísimo para ese nuevo marco de los sistemas financieros.

             Primero, porque fue quien movilizó la convocatoria y la consolidación del G-20 como el foro para la coordinación económica y la nueva regulación del sistema financiero internacional.

    Y, segundo, porque ha tomado decisiones importantes, ya adoptadas y, por tanto, que van a entrar en vigor y algunas de las que vamos a trasladar al G-20 que, como sabe, se reúne dentro de pocos días en Canadá. Allí la Unión Europea va a defender, como acordó el consejo, el establecimiento de una tasa o impuesto sobre las instituciones financieras, a la que ya nos hemos comprometido todos los países de la Unión Europea y queremos que sea una tasa que adopten todos los países del G-20.

    También defenderemos en el G-20 una imposición sobre las transacciones financieras, aunque debo advertir que sobre este punto hay discrepancias de fondo con algunos de los países más importantes que se sientan en el G-20. Pero con la tasa a los bancos intentamos que las instituciones de crédito sean corresponsables de los desequilibrios que puedan ocasionar, singularmente aquellas de mayor dimensión y peso en el conjunto del sistema. Los detalles de esta tasa se van a decidir en octubre en el ámbito de la Unión Europea y tendrán un cierto parecido con lo que en nuestro modelo conocemos como el Fondo de Garantía de Depósitos, que actúa en función del pasivo de las entidades. (Rumores.)

     

    El señor PRESIDENTE: Silencio, señorías.

    El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Rodríguez Zapatero): De otro lado, es fundamental que los mercados conozcan la situación de los sistemas financieros. Por eso, el Consejo Europeo acordó extender la medida de transparencia financiera de hacer público los stress test de todos los bancos de la unión y debo recordar que la Unión Europea en el último semestre ha logrado avances importantes para -digamos- embridar un ámbito de la actividad financiera que hasta la fecha había estado muy poco regulado y que era uno de los focos de riesgo mayores, es el de los llamados hedge funds y los movimientos especulativos potencialmente más perjudiciales para las economías.

    Se ha impulsado bajo la Presidencia española una directiva que armonizará la regulación de los llamados Fondos de Inversión Alternativos, como los hedge funds, con el objetivo de reforzar su supervisión, incrementar su trasparencia e impedir su excesivo endeudamiento, como la asunción de riesgos desmedidos. La comisión debe presentar propuestas de regulación de las operaciones especulativas potencialmente más perjudiciales para las economías.

    En cuanto a las instituciones de supervisión financiera en la unión, se ha avanzado como para que podamos decir que estamos a punto de culminar un sistema de autoridades europeas, que permitirá una mejor supervisión en el ámbito de la banca, los seguros y los mercados. Para ello, se han creado las siguientes autoridades: la Junta Europea de Riesgos Sistémicos, que está llamada a alertar de los riesgos y desequilibrios económicos que puedan desestabilizar nuestras economías junto a las autoridades responsables de la supervisión directamente. En seis meses van a estar operativas todas las autoridades de supervisión en el ámbito europeo, lo cual es un avance extraordinario.

    Por último, también coincido con usted en que la actuación de las agencias de calificación antes y durante la crisis hace imprescindible regularlas para asegurar una mayor trasparencia, calidad y control de su actividad. Por ello, en el ámbito de la Unión Europea, esta regulación entrará en vigor el próximo día 7 de septiembre. Inicialmente estarán sometidas a la vigilancia de los supervisores de cada país inicialmente y una vez que se ponga en funcionamiento, la autoridad europea de supervisión de los mercados asumirá la regulación y supervisión de estas agencias.

    Este es el bloque de cambios normativos que ya se ha aprobado en Europa, que están a punto de entrar en funcionamiento y las posiciones que la Unión Europea va a defender en el seno del G-20 para tener un sistema financiero internacional regulado, más razonable y que no provoque crisis como la que hemos vivido en estos últimos tres años.

    Muchas gracias. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.)

     

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor presidente.

     


Els comentaris d'aquest bloc estan moderats i son revisats pel seu propietari abans de ser publicats

 















Primavera, estiu, tardor i: