PATRIMONI HISTORIC i ARTISTIC

03 Abr, 2008


La aparición de unas cerámicas facilita el estudio de la Edad de Bronce extremeña

noticies de extremadura — Publicat per josep.m @ 22:23
La aparición de unas cerámicas facilita el estudio de la Edad de Bronce extremeña
El profesor Juan Javier Enríquez Navascués, coautor del estudo,
posa con su primera edición en la Alcazaba de Badajoz. / CASIMIRO MORENO
 
 

Un informe analiza el hallazgo de estos restos en el yacimiento del 'tipo campo de hoyos' cercano a Carrascalejo (Badajoz) y subraya su trascendencia
 
Bajo el suelo de una serie de estructuras romanas descubiertas por la 'arqueología de empresa' de Tera S. L. con motivo de la construcción de la Autovía A-66, aparecieron junto a la pequeña localidad de Carrascalejo (Badajoz) un conjunto de hoyos abiertos en la roca con materiales pertenecientes a la Edad de Bronce. Éste es el principio de una historia cuyo final: el hallazgo de los primeros restos de cerámicas de estilo protocogotas, propias del Bronce de la meseta, encontrados en la Cuenca media del Guadiana, ha supuesto un hito en la arqueología extremeña.

El descubrimiento ha quedado reflejado en el estudio 'El campo de hoyos de La Edad de Bronce del Carrascalejo (Badajoz)' escrito por Juan Enríquez Navascués y Bárbara Drake García que fue presentado ayer en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz por la  irectora general de Patrimonio Cultural, Esperanza Díaz García, que resaltó la importancia del hallazgo científico.

El trabajo, fruto de la colaboración entre la consejería de Cultura y Turismo y la empresa Tera S.L., refleja datos que suponen un avance en el conocimiento sobre las características del poblamiento en la región en aquella época. «Lo que esto viene a confirmar es algo que ya se sabía, pero que nunca está de más corroborar, y es que en la región existía una economía productora. La gente extremeña del segundo milenio ya vivía de lo que el campo le ofrecía a través de trabajos agrícolas y ganaderos. Algunos de los restos nos permiten, además, adentrarnos en el medio ambiente de entonces, que sería un bosque bastante cerrado en el que se van abriendo claros debido a la actividad productiva que tenían estos grupos. Plantaban, principalmente, cereales y leguminosas y explotaban los frutos naturales de la zona, como por ejemplo la bellota. Por eso aparecen entre los restos», explica Juan Javier Enríquez, profesor de Prehistoria en la Universidad de Extremadura y arqueólogo de la Junta de Extremadura.

Contactos

«El interés radica en que es la primera vez que se documenta en esta zona geográfica un tipo de yacimiento propio de la meseta y que cabe interpretar como contactos que se establecen entre las dos áreas y que van a continuar a lo largo del tiempo, ya que si algo caracteriza a Extremadura en estas primeras etapas prehistóricas, es ser una zona de paso continuo», añade Enríquez Navascués.

A la presentación del estudio acudieron también el director del museo, Manuel Alvarado, y el profesor de Prehistoria de la Universidad de Extremadura Ignacio Pavón Soldevilla, antiguo alumno de Enríquez, que lo definió como «tremendamente intuitivo y provocador». Pavón utilizó unos versos de Silvio Rodríguez para asegurar que este descubrimiento formará parte de la banda sonora de la reconstrucción del Bronce en el Guadiana Medio

Comentaris


Afegeix un comentari


Els comentaris d'aquest bloc estan moderats i son revisats pel seu propietari abans de ser publicats

 















Animal amb trompa:



Powered by LifeType