7 errores comunes de los padres primerizos

La mayoría de padres que tienen su primer hijo suelen tener algunos problemas con lo que si estáis a punto de tener un pequeño quizá os interese revisar esta lista de los errores más comunes de los padres primerizos. No hay que preocuparse por cometer errores al principio ya que es algo común porque nadie nace aprendido pero si quieres evitar cometer los típicos errores de los padres primerizos revisa esta recopilación para poder corregirlos o prevenirlos cuanto antes.

Esterilizar todo de forma obsesiva

Si bien es importante tener cuidado con la higiene de todo lo relacionado con los pequeños no deberíais obsesionaros con ello. A no ser que tu hijo sea prematuro no habrá ningún problema e incluso es bueno que el bebé entre en contacto con algunas bacterias para poder desarrollar unas defensas más fuertes. Debes protegerlo de infecciones pero para ello será más que suficiente con mantener una buena higiene cotidiana.

Abrigar demasiado al niño

Asimismo, como vemos en LaVozdelSur, algunos padres cometen el error de abrigar en exceso a sus pequeños. Los recién nacidos cogen calor y frío de forma mucho más rápida que los adultos con lo que no es bueno abrigarles demasiado. Por ejemplo, en casa, con una temperatura normal de 21 grados, con el body y el pijama que le tape los pies será más que suficiente para el niño. Ahora bien, si quieres estar seguro/a de que no pasa frío puedes tocar sus manitas y si están frescas bastará con abrigarle un poquito más.

Cambiarle de pecho antes de tiempo

Si das de mamar a tu hijo no deberías cambiar de pecho antes de que termine con uno de ellos. La leche del final de la toma siempre es la que más alimento contiene con lo que es importante darle las tomas completas. Además, si el niño se sacia antes de acabar con un lado es mejor volver con este pecho en la siguiente toma, porque además así también se previene la mastitis.

Dejarle dormir en la cama

Si el niño no deja de llorar en la cuna y lo metemos en la cama a nivel educacional esto no será positivo para él. Está claro que queremos darle cariño pero si se acostumbra a dormir con nosotros después será mucho más complicado conseguir que quiera dormir solo. Además, si nos quedamos dormidos y nos movemos podemos llegar a ahogarle.

Un baño todos los días

Los padres primerizos suelen querer bañar a sus hijos todos los días y esto no es necesario. Los pediatras afirman que con tres baños a la semana es más que suficiente. Además si tu bebé tiene dermatitis el agua caliente y el jabón le irritarán con lo que en estos casos es mejor lavarle dos veces a la semana. Por supuesto si hay que limpiarle bien el culito y las manos tras cada cambio de pañal.

No permitir que nadie coja al bebé

Seguro que alguna vez has visto a algunos padres que no dejan que nadie coja a su pequeño por miedo a que enferme. Esto es totalmente falso ya que, a no ser que el bebé esté en contacto con alguien que ya esté enfermo, no se contagiará, y además es muy bueno para su socialización que se acostumbre a estar con muchas personas.

Cortarle el pelo para que le crezca más fuerte

Seguro que alguien te recomienda que le rapes la cabeza a tu bebé porque así el pelito le crecerá más fuerte pero esto no es recomendable porque además de ser totalmente falso y carecer de fundamento científico el pelo de la cabeza le ayudará a mantener el calor en el cuerpo y si se lo rapas podría llegar a tener frío, sobre todo en invierno.

 

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Els comentaris estan tancats.