Zacarías Henar

27 Jul, 2006


No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo.

Articles anteriors al 2007 — Publicat per zacarias @ 16:12

Decía Maquiavelo en “El Príncipe”, obra imprudentemente citada por el Grupo Municipal de Ferran Units per Salou en su insultante escrito hacia mi persona, aparecido en el anterior número de “La Vila”, que “la primera opinión que se tiene de un príncipe se funda en los hombres que le rodean”.

Si así fuera, Sr. Ferran, ¡qué mal negocio ha hecho usted con sus partidarios! Engreídos, pretenciosos y ofensivos, como un solo hombre, se enzarzan en su indigesto escrito a reflexionar sobre la gobernabilidad, y, queriendo ver “acorralado” a su adversario, se dedican a insultarlo poniendo en duda su profesionalidad, en una extraordinaria muestra de mala educación.


Pues, ¿porqué no? Hablemos de educación. Señores del FUPS, jamás en una réplica que tiene su orígen en un debate político se le puede ocurrir a nadie, que no sean ustedes, entrar en el terreno profesional de aquel con quien polemizan, desautorizándolo de forma absolutamente gratuita, sin ningún fundamento y lo que es más grave: faltando a la verdad. Pero no crean que voy a gastar ni una sola línea defendiendo mi profesionalidad porque sus argumentos, en este terreno, ofenden a la inteligencia.

Les remito a la comunidad educativa de Salou, a los centros educativos de su municipio en el cual he tenido el placer de ejercer durante cinco años como inspector de educación, para que, si así lo desean, recaben información al respecto.


Y ahora, hablemos de sus razones y de sus argumentos, que es lo que importa, pues, de lo contrario, acabaríamos haciendo aquello que ustedes quieren: que nos enredemos en un estéril e insultante debate que acabaría por hacer olvidar a los lectores la cuestión fundamental.

Y la cuestión fundamental es mi crítica, y la de mi partido, al pacto de gobierno municipal que ustedes mantienen con el PP, en un contexto político, les decía, en el cual “este partido viene manifestando una actitud radicalmente anticatalana”.

Ya pueden ustedes alardear de grandes conocimientos sobre la obra de “El Príncipe” que la realidad es la que es, y, ahora, no solamente es el Sr. Rajoy quien dice que la situación de la lengua castellana en la actualidad es comparable a la de la catalana durante el franquismo, si no que el Sr. Del Hierro, su socio de gobierno municipal, siguiendo las consignas de su partido, llama a la desobediencia civil y al incumplimiento de la ley inventándose una interpretación “sui generis” de la libertad de cátedra que conculca, clara y flagrantemente, los artículos 20.2 y 21.1 de la Llei de Política Lingüística del Parlament de Catalunya.

¿Qué confianza podemos tener los ciudadanos de este municipio en un equipo de gobierno que permite tamaña barbaridad sin que nadie de ustedes mueva un dedo? ¿Acaso no leen la prensa local? Aunque tampoco es tan extraño que no pase nada en esta cuestión cuando, después de la decisión del Sr. Alcalde, poco clara por otro lado, de sancionar al Inspector de la Policía Local, ante un comunicado de los agentes en el cual se “exige a la Corporación y en especial al alcalde” la rectificación de la medida, el responsable político del área - mira por dónde el Sr. Del Hierro- manifiesta su satisfacción por la “unanimidad del colectivo”, dejando en ridículo a la corporación en pleno. ¿Qué fatal atracción ejerce el PP sobre ustedes, Sr. Ferran y señores del FUPS, para que le permitan estas cosas?

Pero sigamos con su línea argumental. No sé de dónde han sacado su definición de gobernabilidad, pero, por supuesto, no de donde habitan los correctos significados de las palabras.

Gobernabilidad es una cosa muy sencilla: la cualidad de gobernable. O, dicho de otra manera, una cosa es gobernable cuando puede ser gobernada. Fíjense que fácil. Y fíjense, ustedes que presumen de conocer profundamente a Maquiavelo, cómo acaban traicionándolo, porque para él la política es “el arte de lo posible” y todo el mundo sabe que para hacer lo que hacen en Salou, no necesitan tener como socio al Partido Popular.

Pero allá ustedes. Lo que no se les puede negar es claridad. Se les entiende todo o casi todo, excepción hecha de sus referencias a la obra “El Príncipe”, que dudo que hayan leído. De cualquier manera, si lo han hecho, les voy a dar un consejo: no presuman delante de la ciudadanía en el siglo XXI de que la fuente de sus estrategias políticas es una obra escrita en 1513 por Maquiavelo, dedicada a Cosme de Médicis en el momento de la consolidación de las monarquías autoritarias europeas, la cual aconsejaba a los gobernantes que, en una confrontación entre el pueblo y los soldados, el príncipe debe escoger la opción más lógica: los soldados.

En el veinticinco aniversario del 23-F les conviene recordar que si quien tenía las máximas responsabilidades políticas en España, en aquel momento, hubiera seguido los consejos maquiavélicos de “El Príncipe”, hoy, entre otras cosas, no habría ayuntamientos democráticos en nuestro país.

Finalmente, señores del FUPS, al hilo de mi vocación pedagógica, permítanme que les recomiende una lectura, la “Epístola Satírica y Censoria dedicada al Conde Duque de Olivares por don Francisco de Quevedo” escrita en el año 1630, cuyos primeros versos encabezan este escrito. Hablan de la libertad de expresión, eso que a ustedes parece no gustarles a juzgar por el tono irónico que utilizan al adjudicármela como un elemento cercano a la imprudencia.

Quizás les sirva para reconocer que la lucha por la libertad de expresión es tan antigua como la humanidad y tan necesaria para la vida social como el aire que respiramos.

(Publicat a "La Vila")


Comentaris


Afegeix un comentari


Els comentaris d'aquest bloc estan moderats i son revisats pel seu propietari abans de ser publicats

 















La segona lletra de cotxe:



Powered by LifeType