Guía para hacer una buena conferencia pública

Estar frente a muchas personas para realizar una conferencia pública puede resultar bastante bochornoso para las personas que no tienen experiencia, pero con algunos consejos básicos podrás hacerlo de forma espontánea y sin trabarte durante dicha exposición.

Sabemos que esto resulta a veces bastante incómodo para aquellas personas que tienen poca experiencia o que no la tienen, es por eso que hemos ideado realizar una guía para efectuar una conferencia pública exitosa. Esperamos que estos tips que te vamos a dar los puedas poner en práctica y que puedan ayudarte.

Guía simple para llevar a cabo una conferencia éxitos

Antes que nada quiero que te detengas por un momento y nos acompañes unos minutos,  que voy a darte cuáles son las recomendaciones que puedes poner en práctica para ejecutar una ponencia exitosa. Estos son consejos los puedes aplicar junto a los que leemos en este artículo:

Cuál es el tema de tu conferencia: Es importante que sepas controlar el contenido de tu ponencia. Debes tener en claro sobre el tema que vas a hablar y solamente dar la información más importante.

Es valioso tener cuidado con los mensajes y además es fundamental que cuides el tono de tu charla dependiendo de las personas que allí se encuentran y del público al que te vas a dirigir. El humor es un recurso que puedes aplicar para ganar la atención de las personas.

Conoce un poco a tu público: También es fundamental que sepas el tipo de público que vas a tener enfrente, para que puedas adecuar el contenido de tu ponencia al lenguaje que vas a utilizar y con el formato que desarrollarás.

Puede que el público sea algo heterogéneo y no sepas como comportarte, por eso, debes asegurarte de que conoces a tu público para que puedas caer bien desde el principio.

Recorre el lugar de la ponencia: Si tienes la oportunidad de visitar el lugar a donde vas a hacer la conferencia, hazlo, si no tienes acceso a el, puedes pedir que te pasen una fotografía y de todas las características con las que este cuenta aproximadamente.

Analiza cuál es la capacidad de personas que pueden estar allí, qué tan estrecha o larga puede ser, si puedes estar sentado o podrás caminar de un lado hay otro, sí cuentas con un atril, un micrófono, una diadema, sí dispones de pantallas, dispones de puntero, un lápiz, todas estas son cosas que debes tomar en cuenta.

Práctica antes de la ponencia: Es importante que puedas realizar improvisaciones, pero antes prepararlas. Ensaya completamente delante del espejo o de amigos, familiares o compañeros para comprobar que de verdad te haces entender y utiliza todos los elementos que tendrás a la mano ese día.

Pide la participación de la comunidad: Si la conferencia es parte de un evento más grande, debes aprovechar el momento para promocionar tu participación y crear una imagen del título de tu conferencia, la hora y el lugar. Además, debes tener un logotipo que te identifique y que te haga parte del evento.

Puedes hacerlo a través de tus redes sociales, el email o blog, la web, etc. Es valioso que también puedas ofrecer descuentos a los asistentes o a las empresas que estarán presentes.

Llega antes: Llegar temprano te dará oportunidad de conectar todos los recursos que vas a usar, probar los audios, revisar que el proyector funciona bien y además, esto hablara muy bien de ti. Hazlo por lo menos una hora antes del evento.

Mantén el equilibrio entre la narración, el contenido y los recursos: Es importante que el público no se aburra, por eso debes centrarte en el contenido. Concéntrate en las emociones de las personas, tienes que atraparlas con un buen discurso.

Realiza bromas de comprensión rápida como chistes cortos, además, las imágenes de las láminas pueden ser impactantes, puedes utilizar un gift animado o plantear preguntas interesantes al público para que interactúen.

Haz que tu presentación se sienta: Evita que la dispositiva tenga muchas letras. Intenta que estas no tengan más de 10 palabras porque seguramente vas a cansar al público y estos se distraerán leyendo las láminas que estás presentando. Lo mejor que puedes hacer es utilizar elementos que llamen la atención como videos, fotografía, o efectos para que apoyes tus argumentos.

Utiliza todos los recursos que tengas a la mano: Es importante que utilices otros recursos además del lenguaje verbal. Usa cambios en tu tono de voz a la hora de expresarte y camina de un lado a otro para atrapar la atención de todo el público. Esto te seguirán con la mirada dándote a entender que es interesante todo lo que dices.

Analiza las reacciones: Una vez que hayas terminado la charla no debes perder de vista las reacciones de la gente ni los comentarios que pueden hacer después de la misma. Los amigos, los asistentes, los familiares y muchas otras personas tendrán comentarios interesantes en las redes sociales que podrían ayudarte a mejorar la próxima charla.

 

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Els comentaris estan tancats.