Medidas frente al COVID-19 en las residencias de ancianos durante el verano

En estos tiempos donde hemos vivido confinados el último año y medio de nuestra vida nos hemos visto afectados por desequilibrios en la parte emocional ya que no hemos podido compartir con nuestros seres queridos como antes lo hacíamos. Todo nos cambió de un día a otro.

Este cambio de vida ha llegado afectarnos en todos los aspectos sobre todo a nuestros adultos mayores que se encuentran en residencias para ancianos, pues las visitas a este tipo de sitios requieren máxima protección y son muchas las personas que han disminuido sus visitas por miedo a contagiar a estas personas.

Medidas para visitar residencias de ancianos

No es fácil estar aislados de nuestra familia para los que estamos fuera mucho menos para los ancianos que se encuentran viviendo en este tipo de lugares ya que de por sí para ellos es una transición difícil en su vida, pero existen algunas medidas que han tomado estos centros de reclusión para que esto no siga ocurriendo.

Los adultos mayores son como niños, ellos quizá no pueden entender que es lo que está sucediendo fuera de sus residencias ya que algunos que tienen enfermedades como demencia senil o Alzhéimer y olvidan con facilidad las explicaciones que le pueden dar. Lo cierto es que se pueden gestionar visitas a estos sitios siguiendo las medidas de prevención adecuadas.

Estas residencias probablemente estén en su peor momento, pues algunas sufren de falta de personal porque puede que hayan caído enfermos con esta enfermedad. Los materiales de protección que son los requeridos muchas veces tampoco son suficientes y es por eso que se necesitan cuidados especiales para permanecer en estas residencias y evitar el contagio de Covid en los adultos mayores.

Los protocolos de desinfección regulares son parte importante de este proceso a los que pocos están habituados. Las familias que están fuera sienten temor de ir a visitar a sus familiares para no contagiarlos.

Es muy común ver el aislamiento y las puertas cerradas lo que causa mucha tristeza y desconcierto en las personas que allí viven.

Como en todos los lugares es obligatorio el uso del tapabocas, las mascarillas, las batas y las pantallas para evitar contaminarse y contagiar a nuestros adultos mayores. Se deben revisar todos los vestuarios, la cocina, la lavandería, los ascensores y las áreas comunes para evitar que sean contagiadas y hay que limpiarlas de forma eventual extremando las medidas de higiene para que no se vayan a convertir en una fuente de infección inesperada.

Como leemos en DiarioDePontevedra, se pueden organizar visitas con familiares y turnarse para que no se colapse el lugar, también se pueden hacer videollamadas para evitar los contagios pero muchos de nuestros ancianos no entienden por qué está sucediendo esto y pueden llegar a sentirse abandonados o asustados. Es importante limpiar todas las superficies con cloro y desinfectante de forma diaria y cada vez que se pueda.

También se deben desinfectar los alimentos los medicamentos y los productos de aseo personal que llevan los familiares al lugar evitando así cualquier probabilidad de contagio en cualquiera de estos objetos. Es por eso que se deben revisar y limpiar cada uno de estos implementos una vez que entra al recinto.

Esta es una situación que no ha sido fácil para ningún ser humano, pues no estábamos acostumbrados a vivir de esta manera pero esta es nuestra nueva forma de vida y tenemos que adaptarnos porque no sabemos por cuánto tiempo tendremos que seguir viendo a nuestros familiares a través de una pantalla de celular por no tener la posibilidad de disfrutar de un abrazo o de compartir un café. Mientras tanto, debemos cumplir con todo protocolo de seguridad por nosotros y por ellos.

 

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Els comentaris estan tancats.