Trucos para cuidar del medio ambiente en tu día a día

Nuestro planeta está sufriendo grandes cambios a nivel energético y físico. Durante miles de años el hombre ha realizado actividades que lo han ido deteriorando y más en esta época donde parece que cada día perdemos más el sentido común.

Es de suma importancia el poder educar a las generaciones que vienen creciendo para que entiendan que nuestro planeta es importante y debemos cuidarlo, pues es el único lugar que tenemos para vivir. Con estos simples pero importantes trucos lograremos protegerlo cada día.

Trucos para cuidar el medio ambiente

Ahorra el agua

El agua es vital para la superviviencia del ser humano y de todos los seres vivos que habitamos este planeta. Y aunque todavía existan personas que no la cuidan deben saber que es un bien que se puede agotar y con ella la vida entera.

Entonces, debemos cuidarla tanto como sea posible. Una buena forma de hacerlo es cerrando el grifo mientras nos cepillamos los dientes o enjabonamos. Reciclando el agua done lavamos para bajar el wáter o reparando las goteras de las llaves. Esto se verá reflejado no solo en el medio ambiente, también en tu factura.

Recicla el papel

Utiliza las hojas de papel por ambos lados y una vez que las hayas usado podrás usarlas para fabricar papel reciclado mezclando con diferentes colores. Estas láminas de papel te pueden servir para forrar regalos y se verán muy originales y decorativas. Con ello vas a ayudar a la tala indiscriminada de árboles y evitarás la deforestación de los bosques. Reutiliza los cuadernos y los cartones.

Separa los residuos

Separa la basura en contenedores plásticos para cada uno: pilas, ropa, plástico, papel, vidrio, aluminio y más de este modo será más fácil identificarlos a la hora de botarlos. Acondiciona un espacio en tu casa para este proceso y permite darle una segunda vida a los que puedas. Es muy probable que puedas inventar ideas con lo que tengas a la mano.

Apaga las luces y abre las ventanas

La luz natural es mejor, siempre que puedas abre las ventanas y aprovecha este regalo de la naturaleza. Si tienes la oportunidad de respirar aire puro ¡Hazlo! Sobre todo en estos tiempos donde respirar se ha hecho un poco difícil. En este punto también podrás evitar el uso del aire acondicionado si es un lugar ventilado.

Camina o usa el transporte público

Caminar es bueno para tu salud, si trabajas a pocas cuadras o necesitas realizar alguna diligencia mejor camina. Esto no solo beneficiará tu salud y tu bolsillo sino que también evitará la producción de monóxido de carbono en la atmósfera.

Usa bombillas ahorradoras y muebles fabricados cuidando el medio ambiente

Las bombillas son bastante contaminantes y usarlas a diario repercute en el medio ambiente. Cuando usas bombillas de bajo consumo ahorras electricidad y reduces el gasto de tu factura energética pero contribuyes a evitar la contaminación del medio ambiente. Las bombillas incandescentes están prohibidas desde el año 2012 por eso si todavía tienes una en casa puedes aprovechar y cambiarla.

Respecto a los muebles de tu hogar, como podemos ver en el artículo de DiarioRonda ColchonClub: “Nuestros productos tienen las máximas garantías en materia sanitaria y de protección del medio ambiente”, muchos fabricantes apuestan cada día más por el cuidado del planeta a la hora de realizar sus muebles. Busca empresas responsables con el Planeta Tierra y así tú también estarás poniendo tu granito de arena.

Reutiliza el plástico

El plástico es uno de los elementos que más tarda en deteriorarse ya que pueden pasar muchos años en desaparecer. Usa bolsas de tela para hacer el mercado y dales un nuevo uso a los envases que ya tienes en casa. Los puedes usar como porrones para plantas o como contenedores de agua. Los puedes pintar y se verán muy lindos y decorativos.

Apaga los dispositivos

Dejar los aparatos encendidos en suspenso también consumen energía. Lo mejor es apagarlos o desconectarlos cuando no se encuentren en uso. La computadora, el televisor, la lavadora o el lavavajillas te hacen desperdiciar agua y electricidad.

Calefacción y aire acondicionado

No abuses de ambos equipos. Si tienes una temperatura demasiado alta o demasiado baja podrías afectar tu salud. Si tienes mucho frío intenta cubrirte con sábanas o suéteres para generar calor y si tienes mucho calor usa ropa fresca o abre las ventanas.

Deja volar tu imaginación

Todos los desperdicios pueden usarse para dar un segundo uso. Solo tienes que dejar volar tu imaginación y verás que puedes hacer cosas nuevas con ellos. La ropa vieja por ejemplo servirá para hacer pañitos de limpieza. Los botes de plástico seguramente tendrán otros usos como porrones para tus plantas, envases para guardar agua, botones, hilos y mucho más.

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Els comentaris estan tancats.