Claves para realizar una compra online segura y con garantías reales

La revolución de las ventas por internet es algo que sigue dando de que hablar y no se detiene. Las tiendas online han llegado para quedarse. De hecho, España es uno de los territorios en las que este tipo de negocios han crecido con mayor rapidez ¡a nivel mundial!

Actualmente podemos comprar absolutamente todo a través de la web, desde ropa y cosméticos, hasta comida y medicamentos. No importa lo que estés buscando, si de algo estamos seguros es que internet lo tiene.

Sin embargo, a la hora de realizar una compra online son muchas las cosas que debemos tener en cuenta para evitar ser víctimas de algún robo o estafa. Es por ello que hoy hemos diseñado para ti una práctica guía con las mejores claves para realizar una compra online segura y con garantías reales.

Quédate a nuestro lado y descubre todo lo que necesitas saber para mantener a los estafadores y delincuentes cibernéticos lejos de ti.

Utiliza redes Wi-Fi confiables

Si estás en una plaza o tal vez en el centro comercial, conectarte a una red puede ayudarte a mantenerte atento a tus redes sociales o incluso consultar los precios de un producto que planes adquirir. Pero por otro lado, se trata de algo que debes tratar con mucho cuidado.

Realizar una compra mientras te encuentras conectado a una red Wi-Fi pública puede ser un gran error. Esto se debe a que este tipo de conexiones son una presa fácil para los delincuentes informáticos.

Al revelar tus datos a través de una red poco confiable podrías ser víctimas de robo, estafa ¡e incluso suplantación de identidad!, ya que cualquier hacker podría clonar contraseñas y tener acceso a cualquiera de tus cuentas. Por eso, no importa que tan urgente sea tu compra, descarta por completo el realizarla a través de redes públicas o de dudosa procedencia.

Elige bien el sitio donde harás tus compras

A la hora de hacer una compra online la reputación lo es todo. Olvídate por completo de los sitios webs no te inspiren confianza. “Intenta utilizar plataformas bastante conocidas, ubica reseñas y referencias antes de realizar cualquier pago”, leemos en este artículo de PeriódicoDeIbiza.

Una estrategia bastante eficaz para detectar sitios fraudulentos es comprobar que la dirección del mismo comience con HTTPS, y que además la URL del sitio coincida con el nombre que se muestra en su página de inicio.

Mantén a tu equipo protegido

Invertir en un buen anti virus para tu computador es algo que podría salvarte de ser víctima de un delito informático. Ya que este será capaz de mantenerte alejado de los sitios peligrosos. Además, existen algunos que cuentan incluso con útiles herramientas que te permiten proteger y gestionar todas tus contraseñas.

Algo que también será de gran ayuda es mantener actualizado el sistema operativo de tu equipo. De esta manera todos los programas (incluido el anti virus) podrán trabajar de manera óptima.

Lee las letras pequeñas

¡Que la pereza no te gane! Muchas veces somos objetos de engaño al confiarnos y no tomarnos el tiempo para leer de manera detenida la política de privacidad y los lineamientos de un sitio web.

Recuerda que al realizar una compra online le estás concediendo a un portal muchos de tus datos más importantes. Asegúrate de que se trate de una web transparente. Además, así también podrás conocer mejor su política de reembolsos y devoluciones. De modo que sepas con qué garantías cuentas si el producto que recibes no es lo que esperabas.

No descuides los movimientos de tu tarjeta de crédito

Monitorear constantemente los movimientos de tu tarjeta de crédito te ayudará a detectar a tiempo cualquier actividad sospechosa. Si alguno de ellos no coincide del todo con las compras que has realizado comunícate con el banco ¡de inmediato! Ya que podría tratarse de un caso de suplantación de identidad.

Ten sentido común

Por algo decía Voltaire que el sentido común es el menos común de todos los sentidos. Si notas que una oferta se ve demasiado buena para ser verdad ¡confía en tus instintos! Ya que es probable que se trate de una estratagema de publicidad engañosa para atraer incautos.

Desconfía sobre todo de cualquier link al que hayas llegado a través de anuncios excesivamente atractivos a través de tu correo electrónico o incluso mediante redes sociales.

 

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Els comentaris estan tancats.