Cómo vender la mitad de tu piso en caso de un divorcio no amistoso

¿Vas a divorciarte y no consigues llegar a un acuerdo con tu vivienda? A continuación te contamos cómo vender la mitad de tu piso en caso de un divorcio no amistoso. Nuestros expertos han recopilado los mejores consejos y recomendaciones para que puedas vender la mitad de tu piso en caso de un divorcio no amistoso.

Cómo vender la mitad de tu piso en caso de un divorcio no amistoso

Si te estás divorciando y tu ex pareja y tú no conseguís llegar a un acuerdo sobre vuestra vivienda puedes vender tu parte del piso sin necesitar una autorización de tu ex cónyuge para poder hacerlo. Cada vez hay más empresas proindivisos especializadas en este tipo de operaciones que te permitirán desentenderte de la mitad de tu casa rápidamente sin gastos extras y sin tener que acudir a la vía judicial. Ahora bien, en muchos casos no podrás acceder a este tipo de ventas si tu casa se encuentra hipotecada. “Aunque si el préstamo no es superior al valor de la compra del proindiviso igual puedes conseguir un acuerdo porque así estas empresas tendrían margen para liquidar la deuda con el banco”, leemos en el artículo de DiarioDePontevedra sobre ¿En qué consiste un préstamo hipotecario?.

Se trata de una buena alternativa si quieres desentenderte de la mitad de la vivienda que tienes con tu ex pareja de forma rápida y segura sin contraer deudas. Las empresas que se dedican a esto compran la parte que se quiere vender ante notario y con un precio convenido antes de realizar el proceso.

Sin duda se trata de una solución bastante rápida aunque la verdad es que el precio que recibirás por tu vivienda siempre será más bajo del valor de tasación pero te servirá para terminar rápidamente con este problema. Según el barrio en el que esté tu casa puedes llegar a recibir desde un cincuenta hasta un treinta y cinco por ciento del valor de tasación con lo que puedes perder bastante dinero del que podrías conseguir si tuvieras algo más de tiempo y paciencia con la venta porque no tuvieras la necesidad de desligarte tan rápidamente de tu ex pareja. Este tipo de empresas se interesan sobre todo por las viviendas de lujo o con grandes calidades.

Si vas a vender la mitad de tu piso tienes que saber que es algo totalmente legal que se encuentra regulado por el Código Civil y que el proceso se realiza siempre ante notario con lo que tu ex pareja no podrá reclamarte nada de forma legal (aunque probablemente lo haga de forma extra oficial).

Después de la adquisición de tu parte de la vivienda la empresa negociará con tu ex pareja para intentar conseguir un acuerdo amistoso como el alquiler, la compra de la otra parte de la vivienda o su venta total de mutuo acuerdo.

La vía judicial para vender la mitad de tu piso en caso de divorcio debería ser siempre la última opción ya que esta alternativa es mucho más interesante. Estas empresas intentarán pactar con todos los medios con la otra parte (tu ex pareja) para conseguir llegan a un acuerdo pactado entre ambas partes que sea beneficioso para todos.

Ahora bien, si no hay acuerdo deberá ir a juicio a pedir la división de la cosa común. En esos casos la ex pareja puede ejercer el derecho de retracto, es decir, que tendrá preferencia para comprar cuando tenga conocimiento de la venta hasta pasados nueve meses desde su inscripción en el Registro de la Propiedad.

Si tenéis una gran hipoteca de por medio lo mejor es intentar llegar a un acuerdo para vender el piso al mejor precio posible a una tercera persona porque los dos saldréis ganando. De lo contrario una de las dos partes debería querer quedarse con todo el piso, realizar la extinción del condominio y cambiar la propiedad. En estos casos ten en cuenta que salir de la escritura no es lo mismo que salir del préstamo. El banco tendrá que aceptar la nueva situación para que puedas dejar de responder de esta deuda con lo que ten en cuenta siempre estos puntos a la hora de vender la mitad de tu piso en caso de divorcio no amistoso.

Si no consigues un acuerdo de ninguna manera deberás recurrir a la vía judicial y empezar un procedimiento de división de la cosa común. Eso deteriorará mucho el valor del piso con lo que debe evitarse a toda costa porque tardaréis mucho en vender y perderéis dinero.

 

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Els comentaris estan tancats.