Cómo será la nueva normalidad en la industria crucerística

Los tiempos han cambiado en todos los sectores y el mundo de los viajes y los cruceros ha sido uno de los más afectados. Para poder volver a captar clientes y recuperar su demanda turística sin perjuicio de la salud de los viajeros será fundamental para todas las navieras el adaptarse a las nuevas recomendaciones y obligaciones a nivel sanitario. En este artículo te contamos cómo será la nueva normalidad en la industria crucerística.

Precios más bajos y flexibles

En los nuevos tiempos la industria de los cruceros tendrá que adaptarse a la situación y por tanto, para que los viajeros vuelvan a animarse a viajar será fundamental realizar políticas de precio agresivas, añadir incentivos y volver mucho más atractivos los viajes ofreciendo precios bajos, calidad alta y tarifas flexibles y con cancelación gratuita.

Viajes más cortos

Por otro lado, como hemos podido contrastar en Merca2los cruceros pasarán a realizar viajes e itinerarios bastante más cortos, porque habrá muchos puertos que todavía no estarán abiertos. Los primeros cruceros realizarán únicamente escalas dentro de un mismo país y también es probable que los cruceros sólo puedan operar en regiones abiertas porque no todos los cruceristas tendrán permiso para viajar al encontrarse afectados sus países.

Desinfección y saneamiento

Si bien los cruceros siempre solían estar bastante limpios por normal general, a partir de ahora la frecuencia de desinfección y su intensidad deberá aumentar en todas las navieras, en las pasarelas de los barcos y en las terminales, así como en todo tipo de áreas públicas y lugares de bebida y de comida en los barcos. Las cabinas de los pasajeros también deberán limpiarse de forma intensa durante y tras cada viaje para prevenir los contagios.

Controles de salud

Otra de las cosas que se volverá obligatoria en la industria crucerística será el realizar controles de salud previos al embarque a todos los pasajeros. Estos controles incluirán test y cámaras infrarrojas para detectar a los pasajeros que tengan la temperatura alta.

El check-in online

Además el check-in online se tornará mucho más popular y se intentará animar a los viajeros a que lo hagan de esta forma para evitar aglomeraciones. Estos turistas tendrán un horario de embarque concreto para poder abordar escalonadamente.

Cambio de terminales

A la hora de embarcar también se cambiarán las terminales y se ampliarán al máximo los espacios para que todos los trabajadores y viajeros puedan colocarse separados y ubicarse a una distancia física prudencial para evitar y prevenir los contagios.

Menos pasajeros y tripulantes

Si bien antes los cruceros podían albergar a miles de personas entre pasajeros y tripulantes con la nueva normalidad este número pasará a controlarse muchísimo. A partir de ahora se reducirá su capacidad máxima y por tanto también la capacidad máxima en casi todas las zonas públicas del barco. Las navieras probablemente instalarán más salones y reducirán la capacidad total para poder cumplir estos ratios. Los autobuses turísticos de las excursiones también tendrán que reducir el número de viajeros por grupo.

Cambios en los servicios de restauración

Por supuesto los restaurantes y bares abordo de los cruceros también cambiarán. En estos casos se eliminará por completo el autoservicio en los restaurantes que sean de tipo buffet. Todos estos alimentos los servirán los camareros con mascarilla y con guantes desechables. También será posible pedir cubiertos desechables para garantizar una seguridad extra. Por supuesto también habrá muy pocas mesas y todas tendrán bastante espacio entre ellas.

El sistema de ventilación y de filtrado

Asimismo, será fundamental renovar los sistemas de filtrado y de ventilación de aire de los barcos para proporcionar aire fresco en las cabinas y en las áreas públicas. En estos casos los cruceros tendrán que aplicar filtros HEPA, que son los que se utilizan en los aviones. Se trata de unos filtros que retienen las partículas de forma mucho más eficiente eliminando la contaminación, inclusive con partículas muy pequeñas, con lo que son la mejor opción para evitar la propagación de virus y de bacterias. Estos filtros tienen una eficiencia del 99,99 por ciento en comparación con el resto de filtros, siendo la mejor opción de cara a evitar y prevenir enfermedades en el aire.

 

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Els comentaris estan tancats.