10 pautas para trabajar desde casa de forma saludable y eficiente

El tele trabajo es el futuro y por tanto es importante adaptarse a los nuevos tiempos para poder desarrollar tu jornada laboral de forma eficiente y cuidarte al mismo tiempo. En este artículo hemos recopilado las mejores pautas para trabajar desde casa de forma saludable y eficiente.

Organiza tu día

Lo primero que debes hacer para poder trabajar desde casa y seguir siendo eficiente mientras cuidas tu salud es organizar al máximo tus semanas y tus días. Es importante que dividas tu jornada laboral en casa en diferentes tareas poniendo en primer lugar, o en el momento en que sepas que tu concentración es óptima, las más importantes, para poder realizarlas perfectamente. Una buena opción para organizarte mejor es hacer servir el Calendario Google o alguna app para la organización del tiempo.

Ponte un horario

Además de organizar tu día te recomendamos levantarte pronto como si fueras a la oficina y ponerte un horario. De lo contrario corres el riesgo de no poder concentrarte te bien, terminar trabajando a todas y horas y no trabajar bien ninguna, con lo que esto puede llegar a afectar seriamente a tu salud al no permitirte desconectar, y a tu trabajo, al no conseguir la eficiencia.

Prepara tu oficina en casa

Aunque estés en casa no te recomendamos trabajar un día en el sofá, otro en la cocina y otro en la mesa del comedor. Lo mejor que puedes hacer es prepararte tu propio despacho en casa y si vives con más personas (pareja, hijos, compañeros de piso, etc.) explicarles bien cuáles son tus horarios y tu despacho de trabajo para que te permitan trabajar tranquilamente y rendir con eficiencia. También es muy importante, como nuestros expertos han contrastado en MetropoliAbierta, cuidar al máximo la postura a la hora de trabajar y de prepararte tu zona de trabajo para prevenir las lesiones de espalda.

Di no a las redes sociales

Por otro lado es importante que aprendas a no distraerte con las redes mientras estás trabajando en casa. Sin duda las redes sociales son un pozo sin fondo para la productividad. Pude que entres a revisar una notificación y cuando te des cuenta lleves media hora navegando sin sentido. Lo mejor para evitarlo es desconectar todas las notificaciones de tu teléfono y usar dos navegadores, uno para tu tiempo de ocio y otro para el trabajo en el que no incluyas ninguna de las contraseñas de tus redes.

Usa la tecnología para conectar

Que no debas distraerte con las redes sociales no quiere decir que la tecnología no pueda ser tu amiga. Si trabajas desde casa es fundamental que uses la tecnología para realizar reuniones, para hablar con tus clientes y con tus compañeros de trabajo etc. La clave será programar muy bien estas reuniones y usar siempre la tecnología con cabeza y de forma eficiente para que te sirva para conectar con las personas y con tu equipo sin suponerte una distracción.

Haz descansos

Los descansos son vitales para evitar caídas del rendimiento. Si nunca te tomas un descanso mientras trabajas llegará un momento en el que no podrás más y no harás las tareas de forma eficiente. Por otro lado, si no programas bien tus descansos terminarás alargándolos demasiado y perdiendo el tiempo. La clave está en hacer los descansos necesarios para poder rendir bien, ni muy largos, ni inexistentes.

Utiliza los bloques de tiempo

Una gran alternativa para saber cuánto tiempo puedes descansar son los bloques de tiempo. Existen muchas técnicas diferentes pero una de las preferidas por la mayoría de personas que trabajan desde casa es la técnica Pomodoro. Con esta técnica es mucho más sencillo aprender a concentrarse, eliminar las interrupciones, evitar el agotamiento y mejorar la productividad. La técnica se basa en bloques de 25 minutos de trabajo alternados con cinco minutos de descanso y pausas más largas cada cuatro bloques de actividad.

Establece tus horarios de comida

Otro de los principales problemas a los que se enfrentan las personas que trabajan desde casa es la gestión de la ansiedad y la alimentación. Una pauta fundamental para cuidar tu nutrición es establecer las comidas que vas a hacer durante el día eligiendo siempre alimentos saludables y variados y ceñirte a ellas evitando el picoteo entre horas. Si algún día no puedes evitar tomar algún snack elige opciones saludables como por ejemplo el hummus o los palitos vegetales.

Haz deporte

Otra de las claves que te ayudarán a rendir mejor es hacer algo de ejercicio en los tiempos de descanso. Por ejemplo, puedes salir a caminar durante tu media hora libre para despejarte o directamente hacer un poco de yoga, ejercicios de fuerza o estiramientos para cuidar tu salud y sentirte mejor.

Elimina las distracciones

Por último, además de las redes sociales debes evitar en gran medida todo tipo de distracciones como la televisión. Si vas a trabajar con más gente en casa explícales tu situación y recuérdales que estás trabajando. Además, reserva un tiempo a lo largo del día para los correos, los WhatsApps y demás, pero no te pases toda la jornada contestando e-mails o hablando por teléfono si tienes otras tareas pendientes.

 

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Els comentaris estan tancats.