PATRIMONI HISTORIC i ARTISTIC

29 Gen, 2009


ECUADOR - El tesoro quitu se abre a la ciudad

noticies del mon - — Publicat per josep.m @ 00:17

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la av. Occidental y Mariana de Jesús. 60 trabajadores, entre investigadores y obreros,
afinan los detalles para la inauguración del complejo arqueológico. Ampliar Imagen  Foto:EL COMERCIO
 

Andrés Jaramillo. Redactor

Igual que un rompecabezas, las piezas arqueológicas que se hallaron en Rumipamba adquirieron la forma de vasijas, platos y urnas funerarias.

Se las encuentra en el parque ecológico y arqueológico del mismo nombre, en la intersección de las avs. Occidental y Mariana de Jesús.

Los sitios en donde se las descubrió aún están abiertos. La tierra está removida y se observan huellas de lo que se cree fue parte de la arquitectura de la cultura quitu. Ellos poblaron la capital hace más de 1 500 años.

Hay tres muros de piedra ordenados como graderíos. Según Hólger Jara, director de Investigación del Fonsal, es posible que sirvieran para proteger un templo u otro lugar que la tribu consideraba importante.

A 10 metros, en cambio, hay un espacio que fue utilizado para enterrar a los muertos. Un esqueleto recostado en forma fetal, que está sobre una rampa de tierra y arena. Junto están los restos de lo que se cree fue una vivienda quitu. Hay piedras que forman un óvalo que era la estructura habitual de la tribu.  

Desde ese sitio se divisa el sector norte de Quito. Los edificios donde funcionan las instituciones públicas y urbanizaciones de la Granda Centeno resaltan por su altura, de hasta 15 pisos.

Hasta el 2000, Rumipamba iba a ser parte de ese paisaje urbano. Entonces, se inició la constricción del Conjunto Residencial Metrópoli, que se proyectaba como el más importante de la ciudad. Sin embargo, cuando los trabajos se iniciaron, los constructores encontraron urnas y vasijas de cerámica bajo tierra.

El Instituto de Patrimonio Cultural intervino y descubrió que había vestigios de 1800 aC hasta 1 500 dC. La mayoría pertenece al período conocido como de Integración, según los análisis de carbono 14 realizados.

Se conoce así a esta etapa porque era la época en que las tribus intensificaron el intercambio comercial entre ellas y propiciaron su integración. Por lo general tenían que recorrer tramos extensos para transportar los productos de una región a otra.

Para resistir el viaje, con la carga en sus espaldas, construyeron senderos de 2 metros de altura, similares a las acequias. La vegetación se encargaba de formar túneles naturales y así se cubrían del sol y la lluvia.

En Rumipamba se conserva parte de uno de esos caminos, también conocidos como Culuncos. Es de 200 metros y se lo puede recorrer en 15 minutos. Dentro,  el olor a tierra mojada acompaña a los nuevos caminantes y  la humedad hace que el clima sea fresco.

Según el arqueólogo Ángelo Constantine, por esos senderos es posible que se haya traído sal y cuarzo que no son propios de la zona. “Es posible que los hayan cargado desde Bolívar o desde el Oriente ecuatoriano”.

El público podrá recorrer el lugar y conocer los vestigios desde mañana. Las puertas del parque arqueológico se abrirán oficialmente. El alcalde Paco Moncayo se encargará de hacer la entrega oficial del lugar a la comunidad.   

Está previsto hacer un recorrido por el terreno en donde se hicieron las investigaciones. Rumipamba tiene 35 hectáreas de extensión. De ellas 14 pertenecen a Banco Pichincha y es donde se realizaron las excavaciones. El resto es del Banco Central, pero no se han hecho excavaciones, pues no se ha llegado a un acuerdo con esta institución.

Rumipamba significa prado de piedras. Los investigadores creen que el nombre nace por las piedras gigantescas que existían en el lugar. Medían hasta 120 centímetros de diámetro y eran arrojadas por el volcán Pichincha, tras sus erupciones.

El Fondo de Salvamento del Patrimonio de Quito (Fonsal) invirtió alrededor de USD 500 000 en la recuperación del sitio. Los trabajos se realizan desde  2002 y finalizan mañana.

La proyección del sitio es convertirse en un referente arqueológico de la región. “Esperamos incluso poder hacer en el futuro presentaciones virtuales de lo que era la cultura en el mismo lugar donde se encontraron los vestigios”, cuenta Jara.

La proyección del complejo y otros hallazgos

El Fondo de Salvamento publicará un atlas de la arqueología de Quito. Su lanzamiento está previsto para el primer semestre de este año. 

El libro incluirá los hallazgos de excavaciones como las de Tulipe, Rumipamba, La Florida, entre otras.  

Hace 90 días se descubrió en Quito un nuevo sitio con vestigios arqueológicos. Se trata de Tajamarca, ubicado en la parroquia de Pomasqui.

Al momento se realizan las excavaciones para determinar su procedencia, pero es posible que también sean de Los Quitus.

 
 
http://www.elcomercio.com/noticiaEC.asp?id_noticia=250142&id_seccion=11
 

 

 

 

 


Comentaris


Afegeix un comentari


Els comentaris d'aquest bloc estan moderats i son revisats pel seu propietari abans de ser publicats

 















Animal amb trompa:



Powered by LifeType