PATRIMONI HISTORIC i ARTISTIC

13 Mai, 2007


ALTAFULLA - La capilla de los Dolores deja al descubierto unos frescos inéditos

noticies de C A T A L U N Y A - — Publicat per josep.m @ 20:37
Unas pinturas en los laterales y el vértice del retablo (del siglo XVII) magnifican más esta obra barroca.
por joan boronat |

La capilla del Santísimo o de los Dolores, de la iglesia parroquial de Sant Martí de Altafulla, se ha convertido estos últimos días en noticia por casualidad. Unas pinturas en los laterales y el vértice del retablo han aparecido súbitamente por azar y servirán para engrosar el patrimonio artístico de la parroquia. La casualidad ha querido que estos frescos, posiblemente de más de 250 años, vuelvan a brillar en este espacio del templo.

La humedad y las filtraciones de agua obraron el milagro. La capa de cal que cubría los frescos de la pared de detrás del retablo barroco fue desprendiéndose lentamente. Las pinturas descubiertas recrean sendas figuras angelicales que sostienen majestuosamente unos cortinajes que permiten poder admirar la obra del escultor reusense Josep Vila, y el policromado del vallense Francesc Morales, elementos ya conocidos.


José Ignacio Cellier, descendiente de la familia Martí, la impulsora de esta capilla, explica que «la construcción fue promovida por Ramon Franqués i Martí, bisabuelo de Anton Martí i Franqués, el científico cuyos restos reposan desde el año 1982 en el suelo de la propia capilla». Cellier añade que «subimos al tejado para reparar la canalización de las aguas pluviales, que producía filtraciones» y, posteriormente, se había decidido repintarla.

Ocurrió que Isidro, el pintor de El Catllar al cual se confió la tarea, advirtió, con sorpresa, que tras la capa de cal que se desprendía del contorno del retablo «aparecían las magníficas pinturas», cuyo origen probablemente coincide con la construcción, el año 1744.

El descubrimiento de estos frescos, realmente notables, ha sorprendido en Altafulla, puesto que nadie recuerda haberlos visto antes. José Ignacio Cellier comenta que «se ha consultado a las personas más ancianas del pueblo, alguna de más de 95 años, y todas coinciden en afirmar que las pinturas les resultan inéditas». Según Cellier, presumiblemente los frescos de la capilla del Santísimo podrían haberse cubierto de cal en el siglo XIX, «a causa de la epidemia de peste» que azotó a la población, una medida cautelar, frecuentemente utilizada por aquel entonces, para tratar de frenar la propagación de la enfermedad.
http://www.diaridetarragona.com/

Comentaris


Afegeix un comentari


Els comentaris d'aquest bloc estan moderats i son revisats pel seu propietari abans de ser publicats

 















Dos vegades 5 fan:



Powered by LifeType