Métodos anticonceptivos para hombres

En la actualidad existen diferentes tipos de anticonceptivos que los hombres pueden utilizar a modo de protección para las relaciones sexuales. A continuación te presentamos los más extendidos y conocidos, así como otros métodos novedosos que están empezando a aplicarse.

El preservativo

Los preservativos son sin duda el método anticonceptivo más conocido, extendido y utilizado por la mayoría de hombres en el mundo. Son la mejor opción porque pueden utilizarse en cada relación y sirven tanto para evitar embarazos no deseados como para protegerse de las enfermedades de transmisión sexual.

Las pastillas

Aunque se trata de un tipo de tratamiento poco conocido y novedoso, las pastillas especialmente preparadas para inhibir la producción de esperma son una buena opción para usarse como método anticonceptivo masculino.

La vasectomía

El siguiente método y también uno de los más conocidos y utilizados es la vasectomía. El problema principal es que se trata de un procedimiento que es irreversible. Es una cirugía muy efectiva en la que se bloquean los conductos encargados de transportar el esperma. Puede hacerse mediante una incisión o de forma quirúrgica sin realizar ningún tipo de corte. Se recomienda esta técnica solamente para las personas que estén seguras de que no van a querer volver a tener hijos durante el resto de su vida porque no podrán volver atrás una vez realizada la operación.

Las inyecciones

Otra opción interesante e innovadora son las inyecciones de hormonas. Aunque en la actualidad son muy pocas las personas que se han sometido a este procedimiento se trata de un tipo de tratamiento muy efectivo que se basa en inyectar hormonas al paciente cada tres meses. Es realmente interesante para conseguir controlar la natalidad y evitar embarazos no deseados.

Los parches y geles

La siguiente opción en lo que a tratamientos anticonceptivos para hombre se refiere son los geles y los parches. Estos medicamentos funcionan con una base de testosterona y son interesantes porque se aplican directamente en la piel. Su funcionamiento y eficiencia es igual a la de las pastillas masculinas anticonceptivas, aunque en las pruebas de este tipo de tratamientos algunos hombres registraron cambios de humor. Como nota negativa cabe reseñar que después de aplicarlos no se debe entrar en contacto con otras personas durante un tiempo o de lo contrario podrían exponerse a los efectos de estas sustancias y además hay que controlar muy bien las dosis para no excederse ni quedarse cortos.

La inhibición del esperma

Otro de los métodos que encontramos es la inhibición del esperma. Se trata de una alternativa que probablemente sea la más efectiva de entre las nuevas técnicas masculinas anticonceptivas, aunque probablemente a los hombres no les agrade demasiado. Es parecida a una vasectomía pero es reversible. En este caso en lugar de cortarse el conducto se sella con una inyección de una especie de polímero que no es tóxico para el ser humano. La función de esta sustancia es cubrir la parte interior para así destruir el esperma cuando pasa por este lugar. Se trata de un tipo de tratamiento que puede durar aproximadamente un año, pero si se quiere revertir antes de ello se puede hacer mediante la aplicación de otra inyección.

Los implantes

En último lugar encontramos los implantes, que también suelen durar aproximadamente un año. Se suelen poner en los brazos de los hombres y se componen de progestina y de andrógenos.

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>