Los pecados capitales del trader de opciones binarias

El trader de binarias es un individuo complicado. Lo sabemos, porque nosotros lo somos. Somos personas que tienen sus dificultades para afrontar determinados procesos financieros, dado que tendemos a cometer errores.

En este sector hay siete pecados capitales en los que podemos caer. No todos caemos en su totalidad, pero es posible que sí seamos culpable de alguno de los pecados. Intentar dejar de serlo y superar estas dificultades nos ayudará a mejorar en el mercado financiero y a gestionar mejor nuestras finanzas.

¿Queréis saber cuáles son los pecados capitales en el trader de binarias?

Codicia

Hay veces en las que queremos demasiado en demasiado poco tiempo. No podemos creer que vayamos a ganar 1000 dólares en 10 minutos cuando acabamos de meternos en el mundo de las binarias.

codifica por ganar dinero

A veces la avaricia nos gana, esa codicia que nos hace pensar que podemos ganar más y más dinero de forma constante y sin parar. Es lo que ocurre en otro tipo de adicciones y a lo cual hay que plantar cara. Para nosotros las binarias deben ser un entretenimiento y no una adicción que nos mantenga enfocados sobre ellas en todo momento.

Envidia

Nosotros siempre recomendamos fijarnos en las estrategias de aquellas personas que han triunfado antes que nosotros en las opciones binarias. Pero lo más humano es sentir envidia por ellos, por esos afortunados que han demostrado que con tesón y esfuerzo se puede conseguir cualquier cosa. Somos así.

Pero tenemos que pensar que este mercado es constante y que aunque alguien haya podido ganar 1 millón de dólares no significa que haya 1 millón de dólares menos para nosotros. El dinero no se termina.

Orgullo

Nunca hay que vacilar demasiado, pero tampoco está de más que compartas tus éxitos con tus amigos y familiares. Esto quizá les ayude a que ellos también triunfen en las opciones binarias, porque como decimos, todos podemos ganar sin que esto repercuta de una forma negativa al mercado.

inversiones en opciones binarias

Lo que debemos evitar es pensar que por haber ganado unas cuantas veces ya somos los mejores y que no podemos llega más allá. Eso será tener demasiado orgullo y creer que todo el trabajo está hecho cuando solo acaba de comenzar.

Impaciencia

En las opciones binarias hay una realidad que no se puede contradecir: tenemos que estudiar y buscar las mejores oportunidades y no lanzarnos a la primera a lo que vemos sin pensar. Tener paciencia es clave y ser impacientes es lo que nos condenará a perder dinero.

Si nos encontramos una oportunidad interesante que quizá mejore con el paso de los días y no tenemos capacidad para saber si la operación saldrá bien, quizá es necesario que nos esperemos un poco para ver cómo avanza la situación.

Distraernos

Cuando trabajamos con opciones binarias hay que tener en cuenta que es muy necesario estar concentrados. La concentración debe ser máxima si no queremos despistarnos y perder dinero.

distracciones en el trading

El enfoque será lo que nos lleve a triunfar y distraernos a todo lo contrario. Este sector es muy voluble y puede dar sorpresas inesperadas a menudo, llevándonos a que nos encontremos con oportunidades que solo estén disponibles durante muy poco tiempo. Así que si estamos distraídos las posibilidades de perder son elevadas.

Ira

Si pierdes dinero, asume que lo has perdido y punto. Si nos dejamos consumir por la ira terminaremos como un personaje malo de película de serie B, actuando a lo loco y sin sentido. A lo único que nos pueden llevar sentimientos de enfado e ira es a perder más dinero del que ya hemos perdido.

Los sentimientos de ambas partes, tanto buenos como malos, se tienen que mantener controlados para que no influyan en las decisiones que tomamos mientras operamos con binarias.

Ser tontos

No nos entendáis mal, podemos ser personas súper listas, con un coeficiente intelectual muy elevado, pero aún así podemos ser tontos de igual manera. ¿Por qué? Por muchos motivos. Actuar de forma absurda parece que es una de las condiciones humanas de las que no podemos librarnos.

Acabamos cayendo en este tipo de comportamiento por las más diversas razones. Por ejemplo, quizá somos tontos por no informarnos de un nuevo broker, por no leer las últimas noticias o por creer que un activo no será valioso cuando en realidad sí lo será. El comportamiento humano es difícil de entender en ciertas maneras.

 

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Els comentaris estan tancats.