PATRIMONI HISTORIC i ARTISTIC

20 Jul, 2008


ECUADOR - La parroquia Caranqui guarda valiosas joyas bajo tierra - 05.07.08

noticies del mon - — Publicat per josep.m @ 11:51

 

La zona alberga restos del que pudo ser un templo habitado por Atahualpa, el único inca del actual territorio ecuatoriano. Están cerca del Camino del Inca.

 

 

 

  El hallazgo arqueológico de Inka Huasi. El sitio está ubicado en la Ampliar Imagen  

Foto:EL COMERCIO

 

 Redacción Cultura

Una de las rutas arqueológicas de mayor  importancia en Ibarra empieza en Socapamba y culmina en Caranqui. Sin embargo, el abandono, los huaqueros y la falta de recursos para  las investigaciones la mantienen en  riesgo.

Cinco km al  norte de Ibarra, a un costado de la Panamericana, se encuentra Socapamba. Según José Echeverría, arqueólogo del Fondo de Salvamento del Patrimonio Cultural del Cantón Ibarra (Fonsalci), allí se han encontrado 60 tolas o montículos durante los últimos 35 años.

Investigadores extranjeros y del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) han trabajado en esa zona. “Probablemente fue el asentamiento de algún cacique, quien controlaba el acceso a los valles subtropicales aprovechados en la época prehispánica para los cultivos de algodón, ají y hoja de coca. El lugar está muy cerca al Capacñan o Camino del Inca”, manifiestan los expertos.

A 8 km de ahí, hacia el oriente, en ascenso por un estrecho camino de tierra desde el pueblo de Yahuarcocha, a un extremo de la laguna, se encuentra El Tablón. “Encontramos 14 montículos en un mirador espectacular, desde el cual se domina la laguna.  el Imbabura y el Cotacachi. Seguramente fue un sitio sagrado para ceremonias y ofrendas. Suponemos que también funcionó como un granero”, añadió el arqueólogo.

En el 2006, el Fonsalci descubrió, en el centro de la parroquia Caranqui, un segmento de la Inca Huasi (Casa del Inca). Los investigadores creen que se trata del templo utilizado por el único inca ecuatoriano: Atahualpa. “Es una estructura de 10 por 20 metros con piedra tallada y almohadillada. Esto demuestra la alta jerarquía de quienes la habitaron.

De acuerdo con un documento  de 1559, enviado al Fonsalci por la historiadora Tamara Estupiñán, ese año un español solicitó autorización para buscar tesoros en Caranqui. Lo que llamó la atención de los arqueólogos es que el español aseguró que la estructura incaica cubría unas 20 cuadras, cada una con 80 metros cuadrados. “Lamentablemente, la acción de los huaqueros y las ladrilleras destruyeron el 98% de la Inca Huasi. Hay áreas que se salvaron de la devastación y hay esperanzas de encontrar más vestigios”.

A César Guerrero, gerente del Fonsalci, le preocupa que de los USD 33 millones ofrecidos por el Gobierno para  proyectos arqueológicos, USD 20 millones serán para Quito y el resto se repartirá de modo que a Ibarra llegarán unos USD 200 000. “Con ese monto esperamos construir el cerramiento y la cubierta de policarbonato de la Inca Huasi para definir el museo de sitio que se pretende construir allí. Necesitamos financiar las indagaciones, pues hay algo extraordinariamente grande enterrado allí”, asegura Guerrero.

La recuperación de los vestigios

Especialistas de EE. UU. llegarán el verano al sitio con equipos de última tecnología para determinar si hay túneles –como sostienen los ancianos del lugar- y tumbas en el hallazgo.

Muchas piezas halladas en las tolas yen  el Inca Huasi se exhiben desde marzo del 2007 en el museo Atahualpa, en el centro de Caranqui. Es un edificio de piedra de forma trapezoidal.

La acción de huaqueros y  ladrilleras destruyó el 98% del Inca Huasi. Hay áreas que se salvaron de la devastación y quedan esperanzas de hallar más vestigios”.

 

http://www.elcomercio.com/noticiaEC.asp?id_noticia=

200718&id_seccion=7

 


Comentaris


Afegeix un comentari


Els comentaris d'aquest bloc estan moderats i son revisats pel seu propietari abans de ser publicats

 















Dos i dos fan cinc?:



Powered by LifeType