www.iphes.cat Castellano |  Français |  English

5 Mar, 2008

Los líderes de la manada

Aprofito el compte enrere de la campanya electoral per reproduir-vos un article d’opinió que em va demanar el diari El Mundo del siglo XXI on interpreto el paper dels líders des d’un punt de vista de l’evolució humana i que espero sigui del vostre interès:

El reino animal se organiza de acuerdo con las leyes de la selección natural. La jerarquía se da en la práctica totalidad de los mamíferos. En el orden primate, todas las especies están sometidas en mayor o menor grado a esta regla. Los homínidos hemos desarrollado la inteligencia operativa y, de esta manera, hemos conseguido incrementar nuestra sociabilidad a lo largo del proceso evolutivo.

Esta singularidad nos ha permitido alcanzar el conocimiento, que a la vez ha resocializado al homínido, humanizándolo. Sin embargo, los comportamientos etológicos se han reforzado culturalmente, de manera que la jerarquía se ha justificado históricamente, en vez de desaparecer. La política ha servido para organizar socialmente el comportamiento socioeconómico humano. Hace 2.500 años, en la Grecia clásica nació la democracia como sistema de gobierno de los ciudadanos libres. Para los esclavos, ser humano no sirvió para poder revindicar su ciudadanía; por primera vez de forma -supuestamente- evolucionada, los ciudadanos habían inventado una democracia representativa.

Nosotros, los Homo sapiens del siglo XXI, aún tenemos la democracia como el sistema más extendido de gobierno. La democracia política defiende los derechos de todos a través del voto. Esto es la teoría, pero en la práctica, aún son los intereses económicos de unos pocos los que mandan. Una jerarquía aceptada culturalmente contra la que nadie aparentemente quiere ahora enfrentarse.

Las sociedades actuales aún buscan líderes como si se tratara de bandas de homínidos prehistóricos. Un comportamiento evolucionado y con conciencia crítica de especie debería pasar de los comportamientos etológicos y hacer saltar el continuum de la historia propiciando un proceso culturalmente humano eliminando, por lo tanto, la jerarquía.

La política y el poder están cargados de etología primate y, seguramente, esto es lo que hace que las cosas no funcionen bien. Aún no somos humanos, y a este paso tardaremos tiempo en serlo. Una visión evolutiva y antropogénica de lo que hacemos para organizarnos nos demuestra que falta mucho para llegar a una situación en la que lo humano esté por encima de lo animal.

No sólo la etología es la responsable de esta situación, los idealismos de raíz humana también han contribuido de forma específica a que la realidad se confunda con los sueños. La imaginación se acaba y lo profundamente etológico vuelve con fuerza. El idealismo nos ha llevado a un callejón sin salida; los líderes son más líderes cada día, cuando lo más lógico sería todo lo contrario, una sociedad de humanos responsables y conscientes tendría que eliminar esta forma de dirigir y organizar a través de minorías.

Ahora, en España, estamos de nuevo en periodo electoral. Otra vez los líderes prometen, y los humanos empezamos a estar cansados de palabras. Hacen falta conceptos, consistencia, coherencia, rigurosidad, generosidad y, sobre todo, una actitud distinta a la que tenemos, si queremos una especie más social e inteligente.

La manipulación, el incumplimiento, el desafío desde la jerarquía no ayudan a la confianza específica. Caminar hacia una sociedad madura y crítica en la que no hagan falta líderes sería la respuesta evoluctiva.

Aquest article va ser publicat el 21 de febrer de 2008 a la secció de Ciència d’El Mundo del siglo XXI

Comentaris

És fantàstic el què escrius. La meva tristesa és que tot i entenent i practicant en el meu entorn el "no lideratge", a nivell de Catalunya i parlant de política, l'atac espanyolista incessant que es rep em fa reclamar que també hi hagi líders catalanistes que defenssin les postures catalanistes.

Crec que per eliminar els líders polítics (els altres líders, econòmics..., ja no ho sé) fa falta que tots els pobles i ètnies se sentin lliures i mestresses dels seus recursos. A partir d'aquí les lluites nacionalistes no seran necessàries per defensar les identitats col·lectives i es podrà passar a ser ciutadans del món de debò, no?

Salutacions!

Publicat per Albert 15 Mar 2008, 03:02
Afegeix un comentari

Els comentaris d'aquest bloc estan moderats i son revisats pel seu propietari abans de ser publicats

 















La meitat de 12: