No dejes que la alergia te impida disfrutar de la primavera, te ayudamos a combatir sus síntomas con algunos sencillos remedios.

1. ¿A qué eres alérgico?

  • La mayoría de las alergias aparecen en primavera, pero no todo el mundo es alérgico al polen, debemos tener en cuenta que existen otros factores que puedan incrementar estos síntomas: olivos, coníferas, pelo de los animales, algunos alimentos, olmos, polvo… debemos saber cuál es para evitarlo en la medida de lo posible. De todas es aconsejable que recurras a tu médico especialista para conocer con exactitud el motivo de la alergia.

2. Mantén el aire limpio

  • Ventila la habitación e inmediatamente después limpia el aire de los sitios cerrados (de tu casa, la oficina o el coche) y humedécelo con purificadores humificadores para impedir respirarlo contaminado de polvo y polen. Utiliza filtros para evitar cualquier entrada de alérgenos, los filtros HEPA mantienen el aire limpio con un casi 100% de eficacia.
  • Ten plantas purificadoras. No todas producen alergias, hay muchas que limpian el aire e incluso emiten sustancias que lo reducen de bacterias. Ten en casa helechos, hiedras, arecas, cintas… eso sí, no debes ser alérgico al moho.
  • No tiendas la ropa fuera de casa ya que podría recoger alérgenos. Además evita telas innecesarias que puedan atraer polvo como exceso de toallas o alfombras.

3. Mejora la alimentación

  • Bebe mucha agua, mantenerte hidratado mejorará tu bienestar.
  • Toma frutas y verduras, mejor si son cocinadas: las más aconsejadas son kiwi, papaya, naranja, piña o frutos secos. El ajo y la cebolla también vienen muy bien.
  • Come alimentos ricos en magnesio, calcio y selenio, y bajos en proteínas. Aumentar el consumo de pescado y reducir el de carne te traerá muchos beneficios.
  • Tés o infusiones que te ayudarán a reducir los síntomas, elige el tuyo: té verde, té blanco, té de echinacea, infusión de eucalipto, de manzanilla, de melissa o de hojas de ortiga para la rinitis.

4. Aprende a respirar

  • Una respiración profunda elimina el aire contaminado de nuestro cuerpo. El yoga dedica gran parte de sus ejercicios a la respiración por lo que se convierte en una práctica imprescindible para combatir los síntomas de la alergia, no olvides hacerlo en sitios cerrados. En este blog encontraras toda la información sobre el yoga.
  • También existen productos como éste que te enseñan a respirar y que además si eres deportista, fumador o incluso si te sientes estresado te aportará otros beneficios.
  • La sal marina también calma y limpia el sistema respiratorio que además absorbe la humedad del aire.

5. Prueba la aromaterapia

  • Tiene un efecto rápido, ya que respirar los aromas del eucalipto, el sándalo, el romero o la manzanilla ayudan a aliviar de manera eficaz los síntomas de la alergia.